[ad_1]
El Padre Toni Miró entrega, emocionado y contento, el primer lote de gafas.

 
     
     

[ad_2]